Anuncia Gobernador semáforo naranja restrictivo a partir de este 1º de diciembre

Anuncia Gobernador semáforo naranja restrictivo a partir de este 1º de diciembre

Aprueba Consejo Estatal de Salud con 14 votos y una abstención nuevas medidas que permiten abrir más actividades de manera cuidadosa; se mantienen las restricciones en todo lo relacionado con la venta de alcohol

 “Es la sociedad la que mueve los indicadores hacia arriba o hacia abajo, y determina si se pasa a un color distinto”, destaca Javier Corral y llama a no relajar las medidas de salud e invita a las y los alcaldes a que ayuden en la vigilancia y cumplimiento cabal a los nuevos lineamientos

El Consejo Estatal de Salud determinó el cambio de semáforo epidemiológico de rojo, a un color naranja restrictivo a partir de este martes primero de diciembre, que incluye una serie de medidas dirigidas a mantener el control de los contagios, la disminución de la ocupación hospitalaria y los decesos por COVID-19, informó el gobernador Javier Corral Jurado.

Con el cambio en el semáforo, los restaurantes podrán tener un aforo del 30 por ciento dentro de sus instalaciones y de un 50% en su terraza, es decir, podrán combinar su actividad en ambas áreas. Además se mantendrán las restricciones en la venta de alcohol.

En mensaje dirigido a la población, el gobernador Javier Corral informó que tras conocer el estatus de los 10 indicadores del semáforo de riesgo COVID-19, se ha tenido un avance en el objetivo de reducir la tasa de transmisión, el número de contagios, la carga activa y las defunciones.

Sin embargo, fue enfático en señalar que la ocupación hospitalaria mantiene niveles importantes, por lo que deben permanecer las medidas restrictivas.

Durante el mensaje, el mandatario estuvo acompañado por las secretarias de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega y del Trabajo y Previsión Social (STPS), Ana Luisa Herrera, así como por los secretarios de Salud, Eduardo Fernández; General de Gobierno, Luis Fernando Mesta y del coordinador Ejecutivo de Gabinete, Jesús Mesta.

El acuerdo surgido de la sesión No. 12 del Consejo Estatal de Salud, fue aprobado por 14 votos a favor y 1 abstención, y se publicará este mismo día en el Periódico Oficial del Estado.

Con el color naranja restrictivo, las actividades esenciales se mantienen al 100 por ciento de su operación, las nuevas esenciales (industria aeroespacial y automotriz) pueden operar con un 60% de aforo del total de su plantilla, con la posibilidad de subir al 80%, de ser certificadas por la STPS.

A la industria no esencial se le tendrá permitido un aforo del 30%, pero podrá crecer hasta el 80% en función también de su certificación.

Los servicios terapéuticos, de rehabilitación y atención para personas con discapacidad, se mantienen al 100%; las bibliotecas se mantienen abiertas solo para préstamo externo de libros y material y las tiendas de autoservicio operan en las mismas condiciones de aforo y de cuidados, sobre todo en la sanitización y cuidados a la entrada y salida de los establecimientos.

En el caso de los hoteles, se mantienen con un 30% de aforo, sin el uso de sus áreas comunes y restaurantes; la apertura en bares y centros nocturnos siguen suspendidas y aquellas zonas de bar que están dentro de restaurantes.

También siguen suspendidos los museos, teatros, centros culturales y deportivos, las iglesias, centros de culto y templos, los cines, los parques, las plazas, así como los eventos masivos cerrados y al aire libre.

Además, permanecen canceladas las visitas a los centros de readaptación social, las estancias para adultos mayores y las clases en escuelas y academias.

Los servicios de atención gubernamental y oficinas administrativas esenciales pueden trabajar al 100%; los no esenciales se quedan en un 30% de aforo.

En el caso de las restricciones en la venta de alcohol en envase cerrado, las medidas  se mantienen como están, lo que significa que solo se podrán expender de lunes a miércoles.

Javier Corral llamó a la población a que haga una observancia puntual del nuevo decreto y pidió a los alcaldes y alcaldesas de los 67 ayuntamientos, su apoyo para la vigilancia y dar cumplimiento cabal a las medidas contempladas, particularmente en el tema de los tianguis.

Recordó a los chihuahuenses que el hecho de entrar a semáforo naranja no significa relajar las medidas de sana distancia, dejar de lavarse las manos de manera frecuente, dejar de usar el cubrebocas o abandonar las medidas protocolarias para evitar la propagación de contagios.

“Cada que pasamos a un color que permite reabrir actividades, es cuando de mayor manera necesitamos poner en práctica estas medidas, porque incrementa el nivel de personas en la calle, la movilidad, y se generan las concentraciones, que es lo que nos dispara el nivel de contagio”, explicó.

Recordó que en la pasada ocasión, cuando se pasó del color naranja al amarillo, la gente se sintió en verde y se relajó el ambiente del control sanitario.

El titular del Ejecutivo agradeció a la ciudadanía su colaboración, la solidaridad, disciplina y generosidad durante la etapa anterior, pues “es la sociedad la que mueve los indicadores hacia arriba o hacia abajo, y determina si se pasa a un color distinto”.

“Para nosotros, es muy claro que debemos de mantener el difícil equilibrio entre salud y economía, tenemos la gran misión de cuidar la salud y al mismo tiempo proteger la actividad económica, pero tampoco tenemos ninguna duda de que cuando se trate de escoger, primero protegeremos la vida y la salud de los chihuahuenses”, afirmó.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14