La Presidente reelecta debería dejar a Marco Bonilla, él si atiende la chamba.

La Presidente reelecta debería dejar a Marco Bonilla, él si atiende la chamba.

Una de las denuncias que le valió y sacó todo el jugo posible durante su campaña en el 2016 fué la de los baches en la ciudad.

Maria Eugenia Campos Galvan para lograr la candidatura y posteriormente el voto del ciudadano, enarboló una bandera que señalaba la ineficaz o casi nula labor del entonces presidente municipal, Javier Garfio Pacheco en materia de atención a los baches en Chihuahua.

Hoy que regresó a su cargo como Alcaldesa, pereciera que todo aquello simple y llanamente fué una verdadera falacia. Los baches no han sido atendidos en el tiempo y forma cómo ella lo manifestó dentro de sus promesas.

Aún ni cuando uno de estos “peligros”, se encuentre a metros de las instalaciones de la cede municipal de su partido por la Avenida Ocampo.

Quienes transitan por esta vialidad, deben sortear los riesgos de tener un accidente, o que su vehículo sufra algún daño, al caer en uno de estos cráteres.

Es de reconocer que los dos meses y medio en los que estuvo como presidente interino Marco Bonilla, los resultados fueron visibles sin tanta parafernalia ni reflectores.

Maru debería solicitar licencia definitiva, pues sigue en campaña, ahora tiene la mira puesta en la gobernatura, y dejar nuevamente a Bonilla para que sea él quien saque la chamba como lo supo hacer en semanas pasadas.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14