Para terminar con la violencia feminicida existe todavía un camino largo por recorrer

Para terminar con la violencia feminicida existe todavía un camino largo por recorrer

Las mujeres aún siguen siendo vistas como el sexo débil, el narcotráfico en México las utiliza como halcones, vigilantes a sueldo y esclavas sexuales, también son alguna especie de botines de guerra, pues en muchas ocasiones las esposas de ciertos narcotraficantes son asesinas para ‘dar mensajes’.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación y la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman hablaron en la conferencia de prensa mensual a nombre del Grupo Interinstitucional de Estrategia contra las Violencias de Género que el Sistema Nacional de Seguridad Pública informo que las llamadas a los servicios de emergencia en el país denunciando violencia de género aumentaron un 6%.

¿Esto quiere decir que las mujeres se están animando más a denunciar que sufren algún tipo de abuso o que el mismo está aumentando?

Pues durante esta conferencia se revelaron datos que demuestras un ligero pero al fin de cuentas incremento respecto a los mismos meses del año pasado  un aumento de homicidios dolosos de mujeres en los primero 5 meses del 2020.

Se sabe que entre el 40 y 50 % de los feminicidios de México ocurren en las calles y también son cometidos por la propia pareja, pero también es bien sabido que el crimen organizado también se lleva una parte en estos crímenes.

Sánchez Cordero hizo énfasis en que se deben enfocar en la prevención pues se necesita brindar apoyo a las mujeres que busquen ayuda para separarse de círculos de violencia y crimen organizado, además de fomentar en mayor manera la toma decisiones propia que les dé a estas mujeres propensas a caer dentro de las redes del narcotráfico más razonamiento para evitar en primera instancia que se adentren a este mundo.

La invisibilidad del delito es un grave problema, pues las estadísticas oficiales difieren mucho de las estadísticas hechas por parte de las organizaciones que están en pro de la mujer.

 

Judith Montiel Fierro