Anuncia Gobernador cambio de semáforo al Amarillo Seguro a partir del lunes 18

Anuncia Gobernador cambio de semáforo al Amarillo Seguro a partir del lunes 18

–         Chihuahua se convierte en referente a nivel nacional gracias a las medidas dolorosas y criticadas implementadas por el Gobierno del Estado a través del Consejo de Salud, y a la disciplina, la consciencia y cuidado de la población

–         Este sábado, el secretario de Salud dará a conocer los detalles de la reapertura de actividades, aforos, horarios y las medidas sanitarias

El Estado de Chihuahua transitará a partir del lunes 18, hacia un Amarillo Seguro del semáforo epidemiológico para reanudar algunas actividades, anunció el gobernador Javier Corral Jurado, quien llamó a las y los chihuahuenses a asumir las nuevas medidas “con prudencia, pero sobre todo con responsabilidad”.

Dijo que para su Gobierno la prioridad es y será la vida de las y los chihuahuenses, por lo que cada medida que se ha tomado ha sido con sumo cuidado y responsabilidad.

Afirmó que los indicadores en el comportamiento de la pandemia por COVID-19 en el estado, permitieron al Consejo Estatal de Salud autorizar hoy el cambio en el color de semáforo para toda la entidad.

En mensaje al Pueblo de Chihuahua, dijo que se trata de un Amarillo Seguro “un amarillo en el que podemos retomar algunas actividades, pero con absoluta conciencia de que nuestro comportamiento colectivo es lo que va a permitirnos mantener y mejorar la situación, una nueva luz que demanda de nosotros total responsabilidad para que el esfuerzo que hemos hecho todos, hasta ahora, rinda frutos”.

“Un Amarillo Seguro –agregó–  que nos permita avanzar hacia la reapertura gradual, segura y constante, sin tener que retroceder”

Javier Corral informó que este sábado 16 de enero, a las 12:00 horas, el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, dará a conocer los detalles del semáforo epidemiológico  y otras consideraciones específicas de la etapa a la que se transita.

Agregó que se irán dando a conocer las pautas del cómo sí reanudar cada una de las actividades que antes estaban suspendidas.

“Gracias a las medidas implementadas por Gobierno del Estado, a través de su Consejo de Salud, al enorme esfuerzo de nuestro equipo sanitario y a la disciplina, la consciencia y cuidado de la población, nuestro estado se ha convertido en un referente a nivel nacional”, expresó.

“Este es un avance –añadió–  que alcanzamos juntos y, debo insistir, sólo juntos podremos mantener”.

El titular del Ejecutivo insistió en que  este semáforo amarillo no significa que la pandemia ha terminado, sino que Chihuahua va por el camino correcto en su control y que a diferencia de otros estados, el rigor que se ha impuesto, ha dado resultado.

“Lo que queda es asumir las nuevas medidas con prudencia, pero sobre todo con responsabilidad, de modo que no haya un rebrote que nos obligue a retroceder nuevamente en el semáforo epidemiológico”, destacó.

Consideró que este paso es el resultado de las medidas que se han tomado, que aunque muy criticadas, han sido las correctas, siempre y en todo momento basadas en la ciencia, en estadística y en indicadores.

“Hoy podemos comprobar que hablar con la verdad, haber puesto en marcha la dolorosa medida del súper cierre, haber creado la Ley del Cubrebocas y emprender acciones como la repartición de oxímetros y termómetros, por mencionar solo algunas, han sido estratégicas para contener la pandemia por COVID-19 y prueba de ello es que, mientras nosotros hacemos este anuncio, hay estados con escenarios diametralmente opuestos”, explicó.

Felicitó a la ciudadanía por su comportamiento durante la gran prueba que fueron las celebraciones decembrinas: “Al finalizar la temporada navideña, hicimos un balance que nos permite afirmar que Chihuahua vivió una Navidad y un Año Nuevo muy responsables, pues la mayoría de las y los chihuahuenses optó solidaria y responsablemente por protegerse y proteger a sus familiares más vulnerables, mientras que las empresas llevaron a cabo sus actividades respetando las medidas necesarias para evitar contagios, posibilitando que comencemos una transición hacia nuevas aperturas”.

A continuación, el mensaje íntegro del gobernador al anunciar el cambio al semáforo amarillo seguro:

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Me dirijo a ustedes con un mensaje que nos genera mucho entusiasmo, por esperanzador, pero que quiero comunicar con gran cautela y precisión, porque tal como hemos insistido, desde el inicio de esta pandemia, para nuestro Gobierno la prioridad es y será la salud y la vida de las y los chihuahuenses, por ello, cada medida que hemos tomado ha sido con suma cuidado y responsabilidad.

Esta mañana, el Consejo Estatal de Salud ha confirmado la posibilidad de transitar a un semáforo de actividades amarillo que denominaremos: Amarillo Seguro.

Al finalizar la temporada navideña, hicimos un balance que nos permite afirmar que Chihuahua vivió una Navidad y un Año Nuevo muy responsables, pues la mayoría de las y los chihuahuenses optó solidaria y responsablemente por protegerse y proteger a sus familiares más vulnerables, mientras que las empresas llevaron a cabo sus actividades respetando las medidas necesarias para evitar contagios, posibilitando que comencemos una transición hacia nuevas aperturas.

De este modo y después de un análisis de las estadísticas, podemos afirmar que en el estado de Chihuahua, aunque muy criticadas, hemos tomado las medidas correctas, siempre y en todo momento basadas en la ciencia, en estadística, en indicadores.

Hoy podemos comprobar que hablar con la verdad, haber puesto en marcha la dolorosa medida del súper cierre, haber creado la Ley del Cubrebocas y emprender acciones como la repartición de oxímetros y termómetros, por mencionar tan solo algunas, han sido estratégicas para contener la pandemia por COVID-19 y prueba de ello es que, mientras nosotros hacemos este anuncio, hay estados con escenarios diametralmente opuestos.

Es así, que gracias a las medidas implementadas por el Gobierno del Estado, a través de su Consejo de Salud, al enorme esfuerzo de nuestro equipo sanitario y a la disciplina, la consciencia y cuidado de la población, nuestro estado se ha convertido en un referente a nivel nacional.

Por ello no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer y hacer un reconocimiento a la sociedad chihuahuense, porque vemos con mucho ánimo que se han tomado en serio el cuidarse los unos a los otros, y han procurado, en todo momento, un uso adecuado del cubrebocas, lo cual hace posible que podamos anunciar el regreso al color amarillo del semáforo epidemiológico.

Este es un avance que alcanzamos juntos y, debo insistir, sólo juntos podremos mantener. Las medidas de prevención que debemos seguir en lo individual continúan siendo las mismas. El riesgo personal sigue existiendo. Lo que cambia es la capacidad de atención hospitalaria, los establecimientos que pueden abrir sus puertas y la capacidad de atención al público que tendrán.

Este no es momento de bajar la guardia, sino todo lo contrario, debemos continuar el esfuerzo para controlar la pandemia y esto será solo posible, siempre y cuando mantengamos la disciplina.

Es importante recordar que, en agosto pasado, luego de que transitáramos al semáforo amarillo, muchas personas relajaron las medidas de prevención y se sintieron en verde.

No fue la movilidad lo que nos llevó de nuevo al semáforo rojo, fue el incumplimiento de las medidas sanitarias básicas, las fiestas, la falta de sana distancia y la ausencia del uso del cubrebocas, entre lo que provocó el repunte más grave en contagios y decesos, colapsando nuestros sistemas de salud, dando pie a experiencias dramáticas de familias peregrinando de hospital en hospital, muchas de las cuales desafortunadamente vieron morir a sus familiares de camino a un hospital, en las salas de urgencias o en su propio hogar.

Para que se den una idea, en ese período, de la semana 41 a la 46 se dieron 18 mil 967 contagios que representan el 57 por ciento del total de los casos en 10 meses de la pandemia, mientras que de la semana 42 a 48 se presentaron mil 760 defunciones, lo que representa el 56.6 por ciento del total de defunciones en 10 meses.

No queremos que esto se presente de nuevo, porque para el Gobierno de Chihuahua, la prioridad será siempre preservar la vida de las y los chihuahuenses.

Por eso este es un semáforo Amarillo Seguro. Un amarillo en el que podemos retomar algunas actividades, pero con absoluta conciencia de que nuestro comportamiento colectivo es lo que va a permitirnos mantener y mejorar la situación, una nueva luz que demanda de nosotros total responsabilidad para que el esfuerzo que hemos hecho todos, hasta ahora, rinda frutos. Un Amarillo Seguro que nos permita avanzar hacia la reapertura gradual, segura y constante, sin tener que retroceder.

Poco a poco hemos ido entendiendo dónde están los grandes riesgos de contagio y de mayor vulnerabilidad.

Hoy sabemos que el mayor error está en relajar las medidas con los entornos cercanos, como reuniones familiares en donde se rompen las medidas de sana distancia, cuando nos quitamos el cubrebocas en espacios cerrados, dejamos los espacios sin ventilación o provocamos aglomeraciones.

Sabemos también que debemos extremar cuidados con las personas mayores de 60 años, o con quienes tienen alguna enfermedad preexistente, porque son quienes tienen mayor riesgo de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad.

Me permito insistir, este semáforo amarillo no significa que la pandemia ha terminado, significa que vamos por el camino correcto en su control y que a diferencia de otros estados, el rigor que nos hemos impuesto en Chihuahua ha dado resultados, lo que queda es asumir las nuevas medidas con prudencia, pero sobre todo con responsabilidad, de modo que no haya un rebrote que nos obligue a retroceder nuevamente en el semáforo epidemiológico.

El día de mañana, sábado 16 de enero a las 12 del día, nuestro Secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, dará a conocer los detalles de este Amarillo Seguro y otras consideraciones específicas de la etapa a la que transitamos.

Iremos también dando a conocer las pautas del cómo sí reanudar cada una de las actividades que antes han estado suspendidas. Pero las medidas fundamentales ustedes ya las conocen:

  • El uso del cubrebocas en todo momento mientras nos encontremos con personas ajenas a nuestro hogar y en espacios públicos.
  • Evitar concentraciones.
  • Lavado frecuente de manos, con agua y con jabón.
  • No organizar, convocar ni asistir a reuniones innecesarias.
  • Mantener los espacios compartidos ventilados.
  • Tener extremo cuidado con personas mayores de 60 años, y personas con padecimientos en sistema respiratorio, diabetes u obesidad.
  • Uso de oxímetros de manera constante.

En Chihuahua vamos bien, la vacuna ya ha llegado y nuestros héroes de la salud ya están siendo vacunados, pero debemos tener muy claro que a corto plazo la vacuna no será la solución, tendremos que mantener las medidas sanitarias en las que hemos insistido, sólo así superaremos este gran desafío.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14