Cumple grupo canino K9 de la Policía Municipal 26 años al servicio de la comunidad

K9 dspm chihuahua

Los canes son utilizados en rescates e intervenciones de alto impacto donde la vida de los agentes o ciudadanos se encuentra en peligro

 

El grupo especial canino K9, de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, cumplió 26 años al servicio de los chihuahuenses, gracias al cual se han logrado realizar decenas de detenciones, rescates de personas y salvar la vida de agentes y de terceros que se encuentran en situaciones de peligro.

 

El K9 fue introducido a la ciudad en mayo de 1993 y es uno de los más emblemáticos y reconocidos de la Policía Municipal, debido a la presencia y actuación de los caninos en diferentes escenarios, donde la intervención humana resulta por demás arriesgada.

 

Gracias a la velocidad y tamaño de los canes estos pueden realizar maniobras que el hombre no es capaz de llevar a cabo, dando así ventaja a sus manejadores para realizar detenciones de alto impacto, evitar que personas atenten contra sus vidas, entre otros.

 

Actualmente la DSPM cuenta con 15 perros de la raza pastor belga malinois y 1 golden retriever que brindan seguridad a los chihuahuenses y los cuales desde el inicio de su vida laboral suelen durar hasta 9 años, debido al estrés físico y psicológico al que se enfrentan. Posteriormente se jubilan y son entregados a los mismos policías para ser cuidados durante sus últimos años.

 

Además de las intervenciones en eventos peligrosos, programas como Operación Mochila, que se realiza en escuelas del municipio para detectar armas o sustancias ilícitas, son realizados por ellos. De igual manera contribuyen en desastres naturales, como el terremoto ocurrido en la Ciudad de México, tragedia a la que varios fueron llevados para realizar labores de rescate de víctimas o detección de cuerpos.

 

Antonio Moreno Natividad, jefe de esta unidad, dijo que estos animales forman un binomio con ellos para actuar en conjunto en cada una de las intervenciones y existe una conexión especial, pues están entrenados para seguir las órdenes de inmediato e incluso arriesgar su propia vida.