Empleados de Signal advierten de los riesgos de seguridad en la ‘app’, mientras su popularidad se dispara por el enfoque de la privacidad

Empleados de Signal advierten de los riesgos de seguridad en la ‘app’, mientras su popularidad se dispara por el enfoque de la privacidad

Tras el anuncio de nuevas políticas de WhatsApp, Signal se convirtió por un tiempo en la aplicación más descargada en 70 países.

El servicio de mensajería Signal se vuelve más vulnerable, mientras su popularidad crece rápidamente debido a la fuga de usuarios de WhatsApp, advirtieron antiguos empleados y actuales de la plataforma en una conversación con The Verge. Afirmaron haber expresado sus preocupaciones a la dirección de la compañía, que, sin embargo, se negó a actuar al respecto.

Un empleado señaló que 2 millones de usuarios se unieron a Signal en las 12 horas posteriores al anuncio de las nuevas políticas de WhatsApp, propiedad de Facebook, que incluyen la obligatoriedad de compartir ciertos datos con su empresa matriz. Varios usuarios decidieron abandonar WhatsApp y Signal se convirtió por un tiempo en la aplicación más descargada en 70 países.

Se estima que la aplicación tenía aproximadamente 20 millones de usuarios a finales de diciembre y un empleado afirmó que ahora esta cifra creció a más de 40 millones.

Sin embargo, el disparo de su popularidad provoca preocupaciones acerca de su seguridad. Antes de las elecciones presidenciales en EE.UU. y después de su celebración, los empleados de Signal plantearon cuestiones sobre el riesgo del uso de la plataforma “de maneras peligrosas y perjudiciales”. “Pero esas advertencias no fueron en gran medida atendidas, me dijeron, ya que la compañía ha perseguido el objetivo de alcanzar los 100 millones de usuarios activos”, escribió Casey Newton, de The Verge.

Entre las novedades que provocan dichas preocupaciones se encuentra la herramienta que permite crear enlaces para las conversaciones con hasta 1.000 usuarios, mientras que los empleados de Signal no pueden ver ni los títulos de estas conversaciones, ni los mensajes que envían sus participantes. Algunos trabajadores opinaron que miembros de grupos extremistas pueden difundir enlaces de sus conversaciones para reclutar a nuevos partidarios y coordinar actos de violencia y preguntaron durante una reunión la opinión del director ejecutivo de Signal, Moxie Marlinspike. Gregg Bernstein, exinvestigador de usuarios que asistió al evento, citó a Marlinspike, quien prometió que “dirán algo” si la plataforma es usada para hacer las cosas que en su opinión son “terribles”. “Pero antes de que algo sea realidad, la postura de Moxie es que no va a lidiar con esto”, señaló Bernstein.

Asimismo, las preocupaciones fueron provocadas por los planes de Signal de crear su propia criptomoneda, que podría atraer a más “malos actores a la plataforma”.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14