Graciela Ortiz, candidata del PRI al gobierno de Chihuahua, llama a votar por panista Maru Campos

Graciela Ortiz, candidata del PRI al gobierno de Chihuahua, llama a votar por panista Maru Campos

La priista llamó a formar un frente común y apoyar a la candidata panista, ante la ´’amenaza totalitarista’ que representa la 4T.

La candidata del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura de Chihuahua, Graciela Ortiz González, planteó a candidatos y líderes de su partido formar un frente común y apoyar la candidatura de la panista María Eugenia Campos, ante la “amenaza totalitarista que significa Morena”.

En reunión con la militancia en las instalaciones del Comité Ejecutivo Estatal, expresó que se trata de una alianza pactada por las dirigencias nacionales de ambos organismos políticos, “estoy atendiendo a ese llamado con responsabilidad porque soy una mujer que ama profundamente a Chihuahua y ha trabajado para y por el partido, durante muchos años y desde diversas trincheras por el bien común”.

Aclaró que este llamado no significa una declinación a su candidatura, pues continuará en campaña en apoyo al resto de las y los candidatos del PRI a las alcaldías, sindicaturas, diputaciones locales y federales, frente al peligro que representan los gobiernos de Morena.

Ortiz González señaló que como nunca, se debe ser responsables como conocedores del riesgo que Chihuahua tiene, que es el de un candidato morenista (Juan Carlos Loera), que, consideró, sigue ciegamente las políticas centralistas.

Insistió en que las condiciones actuales demandan un estricto sentido de responsabilidad de las decisiones que se tomen en materia política por el bien de Chihuahua.

Horas antes en rueda de prensa, el exgobernador durante el sexenio 1986-1992, el priista Fernando Baeza Meléndez, invitó a la población a votar por la abanderada panista, para hacer frente a los intentos autoritarios de instaurar un régimen de persona única, como afirmó, es el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al aclarar que es y morirá siendo priista, manifestó que un voto por Maru Campos es un voto contra el autoritarismo mesiánico que amenaza al país y permanecer inactivos o pasivos ante esta situación, sería mezquino y cobarde.

Sostuvo que su apoyo a la panista no es incondicional, sino que es la base de un compromiso mutuo por el bien de Chihuahua.

Llamó que además a defender la elección ante la participación directa e ilegal del presidente en los procesos electorales y el asedio bajo el cual se encuentran los órganos electorales del país, que representan la última barrera de la democracia.

Recordó que el estado de Chihuahua ha sufrido en carne propia las decisiones arbitrarias de López Obrador, en particular, durante la lucha por la legítima defensa del agua, que campesinos emprendieron en la región centro-sur del estado.

Recordó que el movimiento por el agua dejó una mujer fallecida a manos de la Guardia Nacional y que el Ejecutivo federal intentó desestimarlo con mentiras, al señalar que dicho movimiento estaba infiltrado por el narco.

“Un presidente que miente, traiciona, y si además impone su fuerza sobre otros poderes, ya no es presidente, es un dictador”, finalizó.

El líder del CDE del PRI en Chihuahua, Alejandro Domínguez, dijo que se trata de hacer un frente común con Acción Nacional por parte de la candidata, con el propósito de favorecer a Chihuahua y evitar que llegue el candidato de Morena a la gubernatura.

Precisó que se seguirá pidiendo el voto a favor de todos los candidatos del PRI en cada uno de los veintidós distritos electorales, en cada uno de los 67 municipios, “Graciela Ortiz seguirá siendo nuestra candidata, aparecerá en la boleta electoral, no renunciará, no declinará”, afirmó.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv