Joven despedido de una peluquería por el cierre debido al coronavirus empieza su negocio desde casa y está a punto de convertirse en millonario

Joven despedido de una peluquería por el cierre debido al coronavirus empieza su negocio desde casa y está a punto de convertirse en millonario

Ben Gulliver ha logrado facturar un millón de dólares en solo 10 meses, teniendo a su disposición solo una computadora portátil, un teléfono y conexión a Internet.

El británico Ben Gulliver está a punto de convertirse en millonario a la edad de 20 años, luego de abrir su propio negocio hace tan solo 10 meses. Tomó la decisión de trabajar para sí mismo en abril pasado, después de que fuera despedido de una peluquería en el este de Londres, que cerró por la pandemia de coronavirus.

“Empecé a pensar en lo que la gente necesitaría durante el encierro y mi primera idea fue comprar y vender un dispositivo de limpieza de placa dental, ya que todos los dentistas habían cerrado“, cita Metro al joven emprendedor. Teniendo a su disposición solo una computadora portátil, un teléfono y conexión a Internet, Ben llegó a ganar hasta 12.000 libras esterlinas (casi 16.500 dólares) al día vendiendo dispositivos de limpieza de dientes comprados en China.

Al principio trabajó desde su habitación, en casa de sus padres en Kidderminster (condado de Worcestershire), y almacenaba los artículos en su garaje, pero luego abrió una oficina en la cercana localidad de Bewdley, a medida que su negocio iba expandiéndose.

En octubre, vendió su negocio a un inversionista de EE.UU. por una suma de cinco cifras, pero continuó comerciando con equipos de gimnasio y otros productos de alta demanda durante el confinamiento a través de Amazon. Ben contrató a un compañero para que le ayude a ocuparse del servicio al cliente.

“Cualquiera puede hacer esto si se lo propone”

“He facturado más de un millón de dólares hasta ahora, son ingresos, no ganancias, pero estoy sorprendido de cómo ha despegado“, ha revelado, añadiendo que vende los artículos “a nivel mundial, desde EE.UU., África hasta Asia”. “No quiero que esto se vea como una fanfarronada, quiero transmitir el mensaje de que cualquiera puede hacer esto si se lo propone”, señala.

Ben, quien dejó la escuela a los 16 años y no fue a la universidad, dice que ahora quiere reunir una cartera de propiedades. “Me gustaría comprar casas, reformarlas y venderlas. Ese será mi siguiente paso”, concluye.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14