Nancy Salzman, mano derecha de Raniere, entregó el ‘tesoro escondido’ de NXIVM


A pesar de que Salzman fue sentenciada hace unos meses, apenas entregó medio millón de dólares que tenía en el sótano de su casa. Hasta la fecha no hay mexicanos detenidos.

Nancy Salzman conoció a Keith Raniere hace dos décadas y pronto se convirtió en su mano derecha. Espiaba a enemigos y tenía conocimiento de que la secta de culto NXIVM marcaba a las mujeres como animales y las obligaba a tener sexo. Pero a pesar de haber sido condenada a prisión hace varios meses, aún tenía cuentas pendientes con la justicia estadunidense.

Nancy Salzman conoció a Keith Raniere hace dos décadas y pronto se convirtió en su mano derecha. Espiaba a enemigos y tenía conocimiento de que la secta de culto NXIVM marcaba a las mujeres como animales y las obligaba a tener sexo. Pero a pesar de haber sido condenada a prisión hace varios meses, aún tenía cuentas pendientes con la justicia estadunidense.

Hace tres días, la enfermera de 68 años finalmente entregó más de medio millón de dólares que tenía escondidos en el sótano de una casa, los cuales habrían provenido de las operaciones criminales de la empresa de marketing multinivel que atrajo a millonarios y celebridades de diversos países, incluidas personalidades mexicanas.

MILENIO tuvo acceso al formato de recepción que firmaron los U.S Marshall, una dependencia del gobierno de Estados Unidos y quienes se encargaron de ejecutar la orden del juez, que la sentenciódesde el pasado 9 de septiembre del 2021 a pasar 42 meses en prisión y a pagar esta multa que coincide con el dinero que habría escondido.

Sin embargo, la orden no había sido ejecutada. Fue hasta este 7 de junio del 2022 cuando finalmente se transfirieron los recursos en tres pagos: uno de 15 mil 670 dólares, otro de 390 mil 180 y el tercero de 109 mil 727 dólares.

Según el documento, el dinero fue transferido al Fondo de Extinción de Bienes (AFF, por sus siglas en inglés); ahora, el procurador general de Justicia estadunidense podrá hacer uso de estos recursos para continuar las investigaciones sobre la secta.

De acuerdo con la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Salzman fue cofundadora de NXIVM, una organización que abusaba sexualmente de mujeres pero que durante años operó disfrazada como una empresa de “empoderamiento y superación personal”, con operaciones en varios países, incluido México, en donde logró captar a decenas de seguidores en distintas ciudades, particularmente Monterrey.

En su declaración judicial, la mexicana Ivy Nevares dijo que “el abuso físico, psicológico y emocional al que me sometió como mi entrenadora habla de su carácter y falta de empatía”. Este testimonio fue clave para conocer el involucramiento de la mano derecha de Raniere, también conocida como La maestra y La prefecta.