Misterio resuelto: revelan la procedencia de los drones que ‘acosaron’ a varios buques de guerra de la Armada de EE.UU. en 2019

Un medio estadounidense tuvo acceso a los registros que se llevaron acabo desde los destructores durante estos encuentros.

En julio de 2019, numerosos objetos voladores no identificados ‘acosaron’ a varios destructores de la Armada de EE.UU. frente a la costa de California. Posteriormente, se reveló que fueron drones los que rodearon a los buques, aunque no estaba claro a quien pertenecían. Ahora, el misterio está completamente resuelto: los vehículos aéreos no tripulados involucrados fueron lanzados desde un buque de carga de Hong Kong, según el medio estadounidense The Drive, que recurrió a la Ley de Libertad de Información para poder acceder a los registros que se llevaron a cabo desde los buques durante estos encuentros.

Según los documentos recién publicados, una de las embarcaciones implicadas en el incidente, el destructor USS Paul Hamilton, envió el 15 de julio un correo electrónico con un video y una serie de imágenes, captadas por el equipo de Interpretación y Explotación Fotográfica del buque, en las que aparece un presunto carguero de Hong Kong, el MV Bass Strait, además de unos puntos oscuros que serían los drones operando alrededor del buque.

Además, incluyen una diapositiva informativa que representa el curso del MV Bass Strait respecto al USS Paul Hamilton, que indica que la Armada estimó que el carguero comercial probablemente estaba llevando a cabo una vigilancia de los buques mediante drones durante unas cuatro horas.

Otros barcos de la Armada estadounidense prepararon informes similares. Así, el USS Bunker Hill observó hasta 11 drones operando cerca e intentó sin éxito contactar con el MV Bass Strait. Otro destructor, el USS Ralph Johnson, por su parte, describió las pistas de radar intermitentes de los objetos. En la leyenda de una diapositiva se muestra al menos cuatro pistas de drones. Además, la línea de tiempo menciona que detectaron visualmente las luces de otros 10 vehículos no tripulados que operaban con un «enfoque seguro y profesional» que estaba «de acuerdo con las ‘reglas de navegación’ del Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes (RIPA).