“No aceptamos su perdón”: la respuesta de indígenas mexicanos a las disculpas de López Obrador por los “terribles abusos” en la Colonia

“No aceptamos su perdón”: la respuesta de indígenas mexicanos a las disculpas de López Obrador por los “terribles abusos” en la Colonia

Un colectivo maya denunció que el racismo, la explotación, el despojo y la violencia todavía persisten en los territorios de los pueblos originarios.

Un grupo de activistas mayas mexicanos catalogó de “falso perdón” y rechazó las disculpas ofrecidas esta semana por el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, por los “terribles abusos” que se cometieron en contra de los pueblos indígenas en los últimos 500 años.

En un extenso comunicado publicado en su cuenta de Facebook, integrantes del movimiento Campaña U Je’ets’el le Ki’ki’kuxtal (Asentamiento de la buena vida/autonomía) dijeron que no aceptaban el “perdón cínico y tramposo” pedido por el mandatario, a quien compararon con el también presidente Porfirio Díaz (1876-1911), cuyo Gobierno estuvo caracterizado por fomentar la inversión extranjera en detrimento de los sectores más vulnerables, como los indígenas.

En opinión de esta organización, el actual presidente representa, “al igual que Porfirio Díaz, una alianza abierta con las grandes empresas, los militares”, “la devastación de las selvas”, “la contaminación de las aguas”, el “despojo” y la “terrible explotación” de los mayas.

La crítica también se dirigió contra el “mal llamado Tren Maya”, un proyecto ferroviario del Gobierno para Yucatán que estaría listo en 2024; las industrias inmobiliarias y turísticas; las concesiones a los parques eólicos y de energía solar; la siembra de transgénicos y el uso de pesticidas, entre otros.

“De qué sirve el perdón”

A pesar de que López Obrador también se disculpó por “la explotación, el despojo, la represión, el racismo, la exclusión y las masacres” contra los indígenas, sus palabras tampoco han sido aceptadas por este colectivo.

“De qué sirve pedir perdón a los pueblos mayas, cuando quien pide perdón perpetúa el racismo, la discriminación y el menosprecio a los pueblos”, se preguntan.

Según expresan en el texto, los habitantes de los pueblos originarios son tratados como “personas sin emociones, sin razón, sin pensamiento” y “sin posibilidades” de decidir sobre su futuro.

“De qué sirve pedir perdón por los agravios del pasado cuando, en el presente, la colonización de nuestros territorios y de nuestros cuerpos y emociones y pensamientos persiste cada día”, agregan.

Peticiones y exigencias

Para el Asentamiento de la buena vida/autonomía, las disculpas tendrían sentido “si inmediatamente se repararan y compensaran los daños al pueblo maya por los errores del presente”.

En el documento denuncian, además, que han sido víctimas de un “desastre medioambiental” en sus territorios.

“No, señor presidente: ¡No aceptamos su perdón! No un perdón cínico y tramposo”, afirmaron y exigieron “que se respeten los derechos de los pueblos indígenas” y sus autonomías.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14