Revancha de bronce para México

Revancha de bronce para México

La Selección Mexicana fue superior a Japón para llevarse el triunfo por 3-1. Es el cuarto bronce para nuestro país en el medallero

TOKIO, Japón.

México obtuvo la medalla de bronce en el futbol varonil de Tokio 2020 al vencer 3-1 al local Japón. Jaime Lozano y sus pupilos le dieron al país la cuarta medalla en estos Juegos Olímpicos y la segunda para el futbol en la historia.

El encuentro en Saitama empezó muy diferente del que sostuvieron en la fase de grupos. En los primeros diez minutos los mexicanos le arrebataron el balón a los japoneses, su intensidad no llegó a tiempo y esto lo aprovecho el Tricolor.

Alexis Vega tomó la pelota, se arriesgó, embistió y le cometieron falta dentro del área, el silbante Bamiaku Weyesa no titubeó, marcó penal y aunque hubo revisión del VAR, la pena máxima se confirmó. El pie izquierdo de Sebastián Córdova no perdonó y México ya lo ganaba al minuto 13.

Los japoneses se mostraban incómodos, completamente desbalanceados en todas sus líneas y dependientes de sus figuras Doan y Kubo que parecía habían dejado su magia en el hotel de concentración. Los anfitriones no se habían levantado del duro golpe que les propinó España en semifinales.

México con un Sebastián Córdova impetuoso y un orden táctico ejemplar de sus compañeros, sacudieron aún más a los Samurais. Al minuto 22, de un tiro libre se generó el segundo gol tricolor. De Córdova para Johan Vázquez que cerró con un remate de cabeza a quema ropa imposible para el portero Kosei Tani, el central de los Pumas lavó un poco su honor después del penal errado en la derrota ante Brasil. Los de Jaime Lozano sin hacer mucho en ofensiva se aprovecharon de un Japón totalmente desconocido.

 

En el complemento, el futbol de los japoneses se diluyó y de nueva cuenta la pelota parada les hizo daño. Córdova con su segunda asistencia del juego, cobró un tiro de esquina por izquierda que fue calibrado para el remate con la cabeza de Alexis Vega para poner el 3-0 al minuto 59.

 

Tras el tercero en contra, México todavía tuvo para meter un cuarto y quinto pero Uriel Antuna y Henry Martín pecaron de confianza y de manera increíble perdonaron. Esa relajación le dio un poco de ánimos a los locales y esto fue aprovechado por Kaoru Mitoma que vino desde la banca para descontar en una gran jugada individual y poner el 3-1. Quiso acortar más distancia Japón, pero un Guillermo Ochoa convertido en una muralla y la mala suerte en la última jugada nipona lo impidieron.

El silbatazo final llegó y la revancha de la medalla de bronce perdida en México 68 llegó 53 años después. El futbol varonil mexicano por segunda ocasión en la historia le dio al país una medalla olímpica, en esta ocasión en Tokio 2020 de bronce.

Red Producciones.tv

Red Producciones.tv

14